+54 341 153 654298     +54 341 4391077      +54 341 4355000

PROBIÓTICOS

Los probióticos son microorganismos vivos que, administrados en cantidades adecuadas, provocan beneficios a la salud del hospedero.

                                   

Los probióticos ejercen diversas acciones en la salud mediante distintos mecanismos de acción. Actúan acidificando la luz intestinal, agregándose a las sustancias que inhiben el crecimiento de organismos patógenos, consumiendo nutrientes específicos, compitiendo por receptores intestinales de forma que mantienen la micriobiota intestinal protegida, evitando la acción de los patógenos. Tienen actividades inmunomoduladoras, principalmente por modificar la respuesta a los antígenos, aumentando la secreción de IgA específica facilitando la captación de antígenos en la placa de Peyer (acúmulos de tejido linfoide presentes en la mucosa y sub-mucosa del intestino delgado) produciendo enzimas hidrolíticas, y disminuyendo la inflamación intestinal. Estos productos tienen como finalidad principal reponer la microbiota intestinal que fue desbalanceada de algún modo por tratamiento con antibióticos, quimioterapia, radioterapia u otras situaciones. Los microorganismos de la flora normal tienen capacidad de sintetizar vitaminas del complejo B (B12, ácido fólico, ácido pantoténico y biotina) y vitamina K. Esas vitaminas desempeñan un importante papel en nuestro metabolismo.

Los probióticos más utilizados son estirpes de bacterias productoras de ácido láctico como Lactobacillus y Bifidobacterium formando parte de los llamados alimentos funcionales en leches fermentadas y en algunos yogures. Ellas aumentan de manera significativa el valor nutritivo y terapéutico de los alimentos, por el aumento de los niveles de vitaminas del complejo B y aminoácidos y la absorción de calcio, hierro y magnesio.

Indicaciones y Acción Farmacológica

Lactobacillus acidophill

Auxilian en el control de la diarrea y a reducir el colesterol LDL a través de la conversión del coprostanol e inhibiendo su eliminación. Es auxiliar en el mantenimiento de la intolerancia a la lactosa y en el control del hiperdesarrollo de Cándida, protege el tracto gastrointestinal y fortalece el sistema inmune.

Lactobacillus rhamnosus

Les dan protección a las mucosas a través de la adhesión a las membranas, inhibiendo las infecciones vaginales causadas por hongos y bacterias o previniéndolas. Estudios demuestran que tienen también un efecto preventivo en la diarrea infantil.

Lactobacillus casei

Son efectivos en el tratamiento de las infecciones intestinales. Inhiben tumores en ratas y aumenta la inmunidad humana contra las infecciones virales y bacterianas. Regulan el funcionamiento gastrointestinal y mantienen el balance de la flora de la pared intestinal.

Bifidobacterium bifidum

Las bifidobacterias fermentan azúcares produciendo principalmente ácido acético y ácido láctico. Son prevalentes en el intestino y pueden prevenir la colonización de bacterias patógenas. Son usadas en el tratamiento de la intolerancia a la lactosa, reducción del colesterol, restauración de la flora intestinal luego del uso de antibióticos, rinitis, para mejorar el sistema inmune y como auxiliar en la digestión.

Bifidobacterium longum

Generalmente son utilizadas en leches fermentadas. Presentan mejor tolerancia al oxígeno y son las bacterias que más perduran a lo largo de la vida del humano. Están indicadas en caso de estrés, depresión, alergias alimenticias, colitis, enfermedad de Crohn, dolor abdominal, enterocolitis úlcero-necrótica en niños y aumento de la inmunidad. Pueden ayudar en la prevención del cáncer de intestino y en la absorción del calcio por el organismo.

Toxicidad y Contraindicaciones

Los probióticos son preparados extremamente seguros.

Dosis y Modo de Uso

Se recomienda la incorporación gradual de probióticos en la dieta en un período de 2 a 3 semanas.

La dosis diaria recomendada es de hasta 10 billones de UFC.

Referencias Bibliográficas

SAKAMOTO, I. et al. Suppressive effect of Lactobacillus gasseri OLL 2716 (LG21) on Helicobacter pylori infection in humans. Journal of Antimicrobial Chemotherapy, v. 47, n. 5, p. 709-710, 2001.

SILVA, H. M. D. Efeitos do potencial probiótico Enterococcus faecium 32 e de sua associação com o extrato da alga marinha Caulerpa mexicana no tratamento de colite experimental murina. Dissertação (Mestrado) Universidade Federal do Rio Grande do Norte. Natal, RN. 73p. 2013. SANTOS, A. C. A. L. Uso de Probióticos na recuperação da flora intestinal. UNIVERSIDADE DO ESTADO DO RIO DE JANEIRO, Rio de Janeiro, 2010. NOGUEIRA, J. C. R.; GONÇALVES, M. da C. R. Probióticos – Revisão da Literatura. Revista Brasileira de Ciências da Saúde, v. 15, n. 4, p. 487-492, 2011. SAAD, S. M. I. Probiotics and prebiotics: the state of the art. Revista Brasileira de Ciências Farmacêuticas, v. 42, n. 1, p. 1-16, 2006. SILVA, H. S. d. et al. Atividade antimicrobiana de Lactobacillus reuteri contra bactérias de interesse alimentar. Revista do Instituto Adolfo Lutz (Impresso), v. 69, n. 4, p. 584-587, 2010. BARBOSA, F. H. F. et al. Perfil de Susceptibilidade Antimicrobiana de Bifidobacterium bifidum Bb12 e Bifidobacterium longum Bb46. Rev Biol Cien Terra, v.1, n.2, ISSN 1519- 5228, 2001. MIGUEL, V. Nota Técnica: Prebióticos e Probióticos–considerações gerais, benefícios e cálculos práticos para pesagem em farmácia – Assuntos regulatórios: ANFARMAG.

 +54 341 153 654298
 +54 341 4361291
  +54 341 4355000